La boda de mi hijo.

La boda de mi hijo.

Será pronto, la boda de mi hijo, es el último de seis, cuatro hermanos y dos hermanas. Cada vez que se me casaba uno, como ama de casa clásica que soy, parece que me arrancaban un trozo de corazón.

Pero luego, como persona, pienso que es su vida, su vida y la vida de su novia y la boda de mi hijo será el inicio de una nueva etapa en su vida y también el inicio de una nueva etapa para mi dejando un hueco que pronto llenarán los nietos, o al menos esa ilusión tengo. De todas formas, al ser el último, los temores, se que infundados, me acechan a cada momento.

ENTRA!!!

EN MARIAN NOVIAS TE ASESORAMOS GRATIS

QUIERES ASESORAMIENTO GRATIS Y UN REGALO CON TU COMPRA?

Guapa, elegante y exclusiva.

Le quiero mucho y él también y me lo ha dicho: mamá, te quiero guapa, elegante y exclusiva; es mi día y te quiero feliz, se que quieres lo mejor para mi y que, además de un vestido de madrina elegante y exclusivo, como yo se que a ti te gusta, por dentro, tu noble y bondadoso corazón estará alegre y radiante.

Y sí, iré guapa, elegante y exclusiva y quiero regalarle uno de los días más felices de su vida pues él a mi me regaló muchos días de felicidad y de dicha.

Neda y Narón. Nacimiento y boda.

En Neda, A Coruña, hace ya años tuve la dicha de darle la luz y en Narón, A Coruña, lo acompañaré al altar. Neda y Narón, Narón y Neda, grabados a fuego en mi corazón y es que geográficamente soy de un mundo muy pequeño, mi querido Guitiriz, Neda, Narón y poco más y socialmente, me considero muy sociable pero mis hijos, mi familia, mi esposo, son casi todo mi mundo social.

Vestido de madrina exclusivo.

Por supuesto un vestido de madrina exclusivo, el último como madrina para acompañarle al altar, un tocado a juego y mucha ilusión, la ilusión de una madre que, aún sintiéndose como si le arrancaran un trozo de corazón, va lucir guapa, elegante y feliz su vestido de madrina exclusivo, será el último pero lo luciré con la misma ilusión que los otros tres que me tocó vestir por la boda de mis otros tres hijos, aunque tenga, para mi, quizás egoista soy, no puedo evitarlo, el poso amargo de ser la boda de mi hijo, el último de mis hijos.

Sentimientos reales de una madrina, trasladados en el tiempo que fue feliz con los suyos y que lo seguirá siendo porque fue un ejemplo de madre, de mujer y de esposa. Así los traslado en su nombre, porque así los he intuido y así los cuento.

La boda de mi hijo.
Vota mi sitio

Te gustó el artículo? Comparte en redes sociales, amigas que piensan en su boda te lo agradecerán.

Te gustaría que te asesoráramos? Sin coste y sin compromiso!

¿Novia, Madrina, Invitada?

¿Indícanos la fecha de la boda?, ¿El presupuesto máximo de tu vestido?, ¿boda de iglesia o de juzgado?

¿Hablamos, Un llamado, Whatsapp?

Déjanos tu email de contacto o teléfono, si te parece mejor a través de Whatsapp!.

¿Nos visitas en la tienda?

Acordamos una cita en la tienda, para que nos visites!, tu eliges la fecha y la hora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *